Polilla Tramposa

Polilla Tramposa

Uno de nuestros Juego de cartas

Nº jugadores: De 3 a 5 jugadores Tiempo Partida: 15 Minutos Edad mínima: 7 años Tipo: Juego de cartas Género: Humor Idioma: Español Fundas: 56 mm X 87 mm

En Polilla Tramposa intentaremos deshacernos de todas las cartas, todas ellas serán de insectos y cada uno tendrá una repercusión en la partida.

Tú serás el que intente quedarse sin cartas en las manos lo antes posible o endorsar todos esos insectos en la mano de tus oponentes para poder vencer la partida, ¿Cómo haces eso? Bueno, es de lo que hablaremos ahora, pero en términos generales no importará si lo haces mintiendo a todos tus amigos y haciendo trampas.

Contenido

El Juego de Cartas de Insectos

Es un juego de cartas al estilo de UNO, el juego conocido de ir descartando todas las cartas de la mano, pero con claras diferencias.

Entre esas diferencias destaca la temática de los insectos, aunque quizá no sea la diferencia más importante, el arte gráfico que comparte con juegos como El laberinto Mágico, Póker de bichos y otros juegos, es gracias a Rolf Vogt y sin duda son excelentes.

La Polilla Tramposa es un juego diseñado por Emely y Lukas, y fue publicado por primera vez en el año 2011 y gusto, gusto mucho, creo que eso de mentir es algo que gusta y si lo pones en bandeja a través de un juego es algo que se disfruta.

Y es que es esa otra gran diferencia, en Polilla Tramposa nos permitirán mentir, mejor dicho, nos obligarán a mentir ya que existe una carta que no tendremos una dinámica marcada para poder deshacernos de ella.

Contenido:

  • 72 Cartas
  • 20 Cartas de Acción:
    5 de cada tipo: Araña, Mosquito, Cucaracha y Hormiga
  • 43 Cartas de Lámpara
  • 8 Cartas de Polilla
  • 1 Carta de Chinche Guardián
  • 1 Reglamento

Características:

  • Jugadores: 3-5
  • Duración: 20 min.
  • Edad: 7+
  • Tipo: Juego de Cartas
  • Editorial: Devir

La Dinámica y Como se Juega a La Polilla Tramposa

Para empezar con la partida es realmente sencillo, como todos los juegos de cartas barajaremos el mazo de cartas y repartiremos 8 cartas a cada uno de los jugadores.

En este juego entre otras cartas que enseguida describiremos, existe la Polilla, esta carta solo podrá ser jugada por un tipo de jugador y ese es el que tenga la carta de Chinche Guardián.

Después de barajar el mazo y repartir, debemos entregar esta carta de Chinche Guardián a la persona con más edad de la partida.

El último paso será dejar el mazo de cartas sobrante en el centro de la mesa y le daremos la vuelta a una carta para que se convierta en la zona de descarte de cartas, al más puro estilo UNO.

Con este podremos comenzar nuestra partida, aunque quizá necesitéis saber qué hace cada carta.

Antes de entrar en la descripción de cada carta, diré que el juego se desarrollará en un turno y una ronda por jugador, comenzando por el más mayor, el que tendrá la Chinche Guardián y siguiendo en sentido de las agujas de reloj.

Cada jugador irá dejando una carta en la pila de descartes con la sencilla norma de que tendrá que ser un número correlativo al dejado en la mesa, un número correlativo superior o inferior.

El número más pequeño será el 1 y el más grande es el 5, por lo tanto, un número después del 5 será el 1 y un número antes del 1 será del mismo modo el 5, de ese modo el 1 y el 5 están conectados.

Entre todas las cartas del mazo y todos sus números habrá 5 tipos de carta diferentes, con una habilidad cada una:

  • Polilla: Esta es la carta que solo podrá ser jugada por el Chinche Guardián, por otro jugador no podrá ser transferida ni jugada de otro modo.
  • Mosquito: Cuando un jugador descarte esta carta al centro de la mesa, los demás jugadores tendrán que poner su mano sobre la pila de descartes, el último en poner su mano recibirá una carta de cada uno de los demás jugadores.
  • Hormiga: Los demás jugadores menos el que puso en juego la hormiga, deberá robar una carta del mazo.
  • Araña: Juegas esta carta y además podrás entregar otra carta de tu mano a otro jugador directamente.
  • Cucaracha: Cuando veas esta carta en la pila de descarte podrás jugar una carta del mismo valor, aunque no sea tu turno, incluso si eres que descarto dicha Cucaracha. Recuerda que solo se dejará la carta del jugador más rápido.

Imágenes del Juego de Cartas

Hay que tener en cuenta que mientras se desarrolla la partida con normalidad, cualquiera de los jugadores de la mesa, excepto el Chinche Guardián, podrá hacer diferentes trampas para ganar la partida.

El Chinche Guardián no podrá hacerlas porque él será el responsable de que no se hagan trampas, al menos durante el tiempo que el sea la Chinche.

Cuando un jugador hace trampas y el Chinche Guardián lo ve, puede ocurrir dos cosas:

  1. Puede ser que el Chinche Guardián este ansioso por encontrar a alguien haciendo trampa, pero en esa ocasión se equivoque y la persona a la que acusa, lo acuse de forma injusta porque no esté haciendo trampas.

    En ese hipotético caso, el Guardián tendrá que robar una carta del mazo y continuará siéndolo para intentar atrapar a un tramposo de verdad.
  1. También puede ocurrir que el Chinche Guardián pille con las manos en la masa al tramposo, en ese caso el que intentaba deshacerse de una carta de forma ilegal tendrá que recoger esa carta.

    Además, el Chinche Guardián que lo pilló tendrá que darla la carta de Chinche Guardián más otra carta de la que quiera deshacerse, a partir de ese momento el jugador tramposo se convertirá en el nuevo Chinche Guardián.

 

Existen ciertas directrices (son normas del juego, pero mola más llamarlas directrices por si me pilláis alguna vez haciendo trampas) para poder realizar las trampas en este juego, una de ellas ya la he dejado clara y es que el Chinche Guardián no puede hacer trampas, las demás son:

  • Las cartas de tu mano siempre deberán estar por encima de la mesa, y jamás ocultarlas por debajo de ella. Eso quita la posibilidad de pegarlas con un chicle debajo de la mesa.
  • No esta permitido deshacerse de más de una carta a la vez, por lo tanto, tendrás que ir de una en una cuando tu intención sea hacer trampas. Por ejemplo, podrás jugar una legalmente y poner otra debajo de forma ilegal.
  • Nadie puede hacer trampas mientras el Chinche Guardián está acusando a alguien de hacerlas, habrá que esperar hasta que se resuelva ese caso.
  • Cuando solo se tiene una carta en la mano, no podremos hacerla desaparecer por arte de magia, eso significa que no podremos hacer trampas con la última carta que tengamos en la mano.

Como dije al principio el juego finaliza después de terminar con todas las rondas, una por jugador.

Una ronda termina cuando un jugador se queda sin cartas en la mano, cuando consiga deshacerse de todas, en ese momento entrará en juego la puntuación de la mano de cartas de los demás jugadores.

La puntuación será de la siguiente forma:

  • Por cada carta de acción de: mosquito, hormiga, araña o cucaracha, los jugadores se sumarán 5 puntos.
  • Si tienes una Polilla tendrás que sumarte 10 puntos.
  • Cada carta de Lámpara sumará 1 punto.

Después de anotar los puntos que suman cada jugador se pasará a jugar la siguiente ronda, recuerda una por jugador.

En la siguiente ronda el Chinche Guardián será el que esté a la izquierda del actual.

Cuando se haya completado todas las rondas, el jugador ganador será el que menos puntos haya acumulado durante toda la partida.

La Polilla Tramposa: Opiniones

Este juego no nos sorprenderá por sus complicadas dinámicas o su originalidad, ya que como he dicho es muy parecido a las dinámicas del juego UNO.

Este juego esta creado por Emily y Lukas, lo que no todos saben es que son unos niños, concretamente los hijos de Inka y Marcus Brand, creadores de la exitosa saga de juegos Exit.

La temática de los insectos tampoco es la más atractiva cuando andas buscando un juego de cartas, a pesar de tener unas ilustraciones geniales.

Aun así, tiene todos los factores para ser un juego obligatorio en nuestra ludoteda.

Es fácil de aprender y por lo tanto es el típico juego de cartas que sacas cuando tienes invitados no jugones, a parte, la edad mínima es de 7 años y podrás unir a los niños a esa partida.

Evidentemente es un juego creado por niños y enfocados para ellos, recuerda que un niño es el que mejor sabe divertirse, y aunque eso no quita que podamos divertirnos con La Polilla Tramposa siendo adulto, es cierto que pierde gracia si no hay un peque en la partida.

Para mi es un juego muy divertido que debemos tener en casa si tenemos peques, yo siempre lo juego con mis sobrinos y la verdad, me lo paso pipa.

chat Opiniones (0)
No hay reseñas de clientes en este momento.
4 productos en la misma categoría Juego de cartas
Eminent Domain

Eminent Domain

Precio base 34,99 € -45% Precio
19,24
En Stock
  • -45%
La cosa nostra

La cosa nostra

Precio base 29,99 € -35% Precio
19,49
En Stock
  • ¡En oferta!
  • -35%
Antes 11,95 €
10,76 -10%
En Stock