Listado de productos por marca Cocktail Games

1

Bluff Party
Precio
9,95
Agotado

Nº jugadores: De 4 a 50 jugadores
Tiempo Partida: 45 minutos
Edad mínima: 12 años
Tipo: Juego de cartas
Género: Humor

Lo curioso de Bluff Party es que puede ser jugado durante casi cualquier otra actividad, incluyendo, jugando a otro juego.

Al comienzo del juego, cada jugador recibe una tarjeta con tres desafíos, por ejemplo, "Hablar tres frases en un idioma extranjero" o "Chuparse el pulgar durante 30 segundos". Los jugadores se ponen de acuerdo sobre el tiempo de finalización del juego, tal vez 1-2 horas, luego cada jugador debe realizar o representar sus tres desafíos durante ese tiempo de manera sutil, pero con testigos.

Si nadie dice nada durante 30 segundos después de que un jugador haya completado un desafío, puede sacar su tarjeta y mostrar a todos el desafío que acaba de realizar. Esto le da un número de puntos especificados en la tarjeta para ese desafío.

Sin embargo, si otro jugador dice, por ejemplo, "Apuesto a que tuviste que chuparte el pulgar" y el adivino tiene razón, entonces el adivino gana dos puntos; si se equivoca, pierde un punto.

El que tenga más puntos al final del juego gana.

2

Ugha Bugha
Precio
9,95
Agotado

Nº jugadores: De 3 a 8 jugadores
Tiempo Partida: 20 minutos
Edad mínima: 7 años
Tipo: Juego de cartas
Género: Humor

En Ouga Bouga los jugadores deben repetir una serie de ruidos guturales, y luego añadirlos a la cadena.

Al comienzo de cada ronda, los jugadores reciben tres cartas boca abajo y esas cartas permanecen ocultas; cada carta muestra una "palabra" y una ilustración asociada - "Miti" para mamut lanudo y "Atrrr" para fuego.

El primer jugador de la ronda coloca una carta en el centro de la mesa, hace el ruido, luego señala a otro jugador, diciendo "¡Ja!" Ese jugador debe agregar una carta, repetir ambos sonidos en orden, y luego elegir a otro jugador que no sea el que lo eligió.

Algunas cartas tienen acciones y añaden un gesto como sacar la lengua o golpear la mesa.

Una ronda termina de una de dos maneras:

·         Un jugador es acusado de meter la pata, con los acusadores señalándolo y diciendo "¡Ho!" Si la acusación es correcta, el jugador "puntúa" todas las cartas en el centro, más una carta de cada acusador; si no, entonces los acusadores se reparten las cartas entre ellos.

·         El jugador añade su tercera carta al montón y repite correctamente todos los sonidos, terminando con "¡Ouga Bouga!" Como recompensa, distribuye las cartas en el centro, así como las cartas de penalización previamente recogidas, entre todos los jugadores.

Después de que una ronda termina, cada jugador rellena su mano con tres cartas y otra ronda comienza. Si no quedan suficientes cartas, el juego termina y el jugador con menos cartas gana.